martes, 19 de enero de 2010

La gran guerra.

Y aquel día, los heavys alzaron sus hachas vikingas, y se dirigieron al campo de combate, montados en fieras de metal sobre dos ruedas.
Los canis llegaron con retraso, pero arremetieron con sus destellos de oro falso y sus terribles ritmos de guerra: el reggeaton...
No obstante, para ayudar a sus camaradas, llegaron los frikis y sabotearon la maquinaria cani, para hacer que empezase a sonar Emerald Sword.
Ante semejante himno de victoria, los metaleros redoblaron su ataque y acometida. Sin embargo... La diferencia en número era notable. Los canis seguían siendo más... Y gozaban de la habilidad 'Party Recall', con la que llamaban a suprimos, surmanos y demás escoria.
Pronto, los otros aliados de los metaleros, los góticos, entraron en escena. Recurriendo a su ancestral conocimiento de la nigromancia, hicieron volver a los canis caídos para que atacasen a sus antiguos sossios...
Los canis reaccionaron rápido. Sacaron sus terribles armas: la cocacola y el tinto del Mercadona. La mezclaron... Y la lanzaron hacia los metaleros, causando estragos entre sus filas.
Sin embargo, un metalero se alzó... Y clavando su hacha en el suelo, gritó: ¡¡¡PENSAD EN VERDE!!!- y la Heineken se hizo. Ríos de cerveza nacieron de la brecha producida.
Recuperados de la guerra química, los metaleros empezaron a tomar la ventaja. Los canis habían intentado llamar a aliados propios... Pero los flaites estaban todos en la cárcel.
Finalmente, el último cani, Se_MOrENasO_TreMeNdOh91, cayó, gracias a la estocada del líder metalero, quien blandía la Angel Sword Guitar... Y la paz volvió a Gaia. Los pijos alzaron su griterío de felicidad desde las Tierras de Prada; sonido que llegó hasta la más recóndita calle, alertando a los raperos, quienes empezaron a componer poesía que llevara el mensaje de la victoria al último confín del mundo..
Los canis habían desaparecido... Al fin.

-Anónimo.
cursor by hikariyummi