Sobre mí

Nombre: Ariadna. 
Nicks: AriNekotaku, Arisina, Pyrena, Naernu, señorita Escarlata, chica Akatsuki, Peppercat, Shinigami, Charmanderina, Scarlet, Erza...
Edad: 23 años.
Cumpleaños: 3 de abril.
Color favorito: Rojo.
Vivo en: España.
Altura: 1'70.
Habilidad: Mirada asesina.


Le gusta: Su gente  | Biología | Dibujar | Música | Animales | Leer | Escribir | Cartearme | Fotografía | Fuego | Humildad | Llorar de risa | Cascabeles | Origami |Fūrin| Brisa | Olor a mar | Chocolate | Tormentas | Guantes sin dedos | Anime y manga | Videojuegos | MMORPG's | Rompecabezas | Escuchar | Ayudar | Ropa de encaje~ | Baloncesto, correr, tenis y natación | Batas blancas de laboratorio | Aislarme | Evadirme | Tigres, lobos, perros, ballenas azules | Que me toquen el pelo | Lo paranormal | Misterios | Mirar al horizonte | Tarta banoffee, de queso, arroz con leche y fresas con nata ...


No le gusta:  Poca originalidad y personalidad  | Soberbia  | Días "ploff" | Que me insistan | Empujones | Cucarachas | Ajo | Mejillones | Desmadre | Prepotencia | Tabaco, porros | Cotillas que van a hacer daño en temas ajenos...


Soy una estudiante de Biología a la que, de pequeña, siempre le ha encantado mirar, aprender y crear mientras permanecía callada, tímida y reservada en la mayoría de las situaciones. Empecé desde muy pequeña dibujando y, también, gracias a la influencia de mi madre y de mis hermanos, he acabado sumergida en el manga y en el anime así como en los videojuegos. A medida que iba creciendo, empecé a tomar el camino sola interesándome aún más por la cultura nipona general a la vez que también me iba interesando por la ciencia que estudia a los seres vivos.
Como los retos siempre me han gustado, en vez de decantarme por humanidades o por el arte (cuántas veces me habrán hecho la pregunta de "¿y por qué no te metiste en el artístico?", o mis profesores de lengua con sus "¡sigue creando historias; puedes llegar lejos!"...), me decanté por lo que, para mí, suponía una meta nada fácil, pero satisfactoria: la Biología.
A decir verdad, siempre quise ser veterinaria, pero, desde que empecé a caer en la cuenta de que en las películas lloraba o lo pasaba mal cada vez que moría un animal y desde que a los 16 años tuve que sufrir la muerte de mi hermana canina... cambié totalmente de opinión.
Así que, en ello estoy, aprendiendo cada día más sobre la vida mientras, por otro lado, procuro sacar tiempo para mis aficiones.
cursor by hikariyummi